Quesería del Mejor Queso del Mundo

La base para conseguir un queso excelente es la calidad de la leche. Todos los quesos Dehesa de Los Llanos se elaboran con leche cruda que proviene, exclusivamente, del rebaño de la propia finca, conservando así sus fermentos naturales que favorecen la personalidad y rotundidad en el sabor típica de nuestros productos.

Para conseguir esta leche de calidad, el ganado está alojado en condiciones óptimas y se alimenta de los mejores forrajes, granos y plantas aromáticas, cultivados también en la propia Dehesa. Esto confiere a los quesos un toque único y especial.

Cada uno de nuestros quesos pasa al menos diez veces por las manos del artesano, recibiendo un tratamiento personalizado según sus características. Solamente se han mecanizado las partes del proceso que mejoran el resultado final respecto al método manual. El control de todo el proceso nos permite satisfacer nuestros altos estándares de exigencia.

Además de la alimentación del ganado y la calidad de la leche, el secreto que hace únicos a los quesos Dehesa de Los Llanos es una elaboración cuidadosa y un proceso de maduración en los que la tecnología se une a los procedimientos tradicionales para conseguir un queso artesano en los que sabor, aroma, textura y nutrición se desarrollan garantizando siempre la calidad y sanidad del producto.

Nuestro queso es apto para alérgicos al huevo, celíacos e intolerantes a la lactosa.

En noviembre de 2012, la curación Gran Reserva de Dehesa de Los Llanos (D.O. Manchego Artesano) se alzó con el reconocimiento al Mejor Queso del Mundo en el World Cheese Awards, el certamen internacional más importante del sector. Un galardón excepcional que se suma a los que Dehesa de los Llanos acumula en los grandes premios nacionales e internacionales.

Junto al Gran Reserva, Dehesa de los Llanos elabora otras dos curaciones de sus quesos: Media Curación (con al menos tres meses de curación) y Curado (a partir de seis meses). Todos bajo la Denominación de Origen Queso Manchego Artesano. Quesos que también acumulan galardones en los grandes certámenes internacionales.

Cada queso pasa, al menos diez veces, por las manos del artesano.
X