Cómo conservar un buen Queso Manchego

Para los que les encanta reunirse con familiares y amigos alrededor de la mesa, uno de los aperitivos estrella suele ser un buen plato de queso manchego pero ¿sabes cuál es la mejor forma de conservarlo para que no se endurezca o reseque?

El queso Dehesa de Los Llanos debe mantenerse refrigerado entre 4 y 10 grados, no debe dejarse al aire libre demasiado tiempo, especialmente si tenemos la calefacción encendida en casa ya que de esa manera puede desarrollar moho.

Todos los pedidos realizados a través de nuestra tienda online se envían en un camión refrigerado. De esta forma, los quesos no sufren ninguna variación de sabor, textura, o simplemente se estropeen.

Cuando le llegan a casa los quesos de la Dehesa de Los Llanos, estarán envueltos en papel parafinado. Es recomendable mantenerlos en el papel original en el frigorífico si aún no lo vamos a comer.

También, a nuestros clientes de restauración y tiendas gourmet les recomendamos mantener su queso manchego en la parte menos fría de su frigorífico, envueltos en papel film y cubiertos con un paño ligeramente húmedo.

Si eres de los que suele usar un plato de queso manchego como aperitivo, o de los que no concibe un postre sin un trocito de queso, ahí van algunos consejos para su conservación.

  1. Mantener siempre en el Frigorífico.
  2. Si no lo van a abrir aún, es preferible mantenerlo en el papel parafinado con el que los enviamos.
  3. Una vez cortado, a ser posible, cubrirlo con un paño húmedo.
  4. Si no contamos con un paño húmedo, utilizar papel film transparente.
  5. Consejos a la hora de servirlo.

Siempre es más recomendable trocear el queso manchego en triángulos de un grosor medio. Recuerda no cortarlos demasiado finos, pues no se apreciará de la misma forma su sabor. Es preferible cortarlos más bien anchos.

A continuación, os dejamos un vídeo de la maestra quesera de Dehesa de Los Llanos, Francisca Cruz, explicando cómo conservar un buen queso manchego.